PAYA DE CALA SAONA

PLAYA DE CALA SAONA
A cinco kilómetros de Sant Francesc se encuentra Cala Saona, un lugar en el que bucear se convierte en uno de los mayores placeres del verano gracias a las características de sus aguas.

El agua de Cala Saona es lo primero que llamará la atención del que la visite, puesto que su intenso color turquesa resalta inevitablemente ante los ojos de cualquiera. El suave desnivel de la playa (a 40 metros de la orilla se llega a los 180 cm de profundidad) la hace idónea para la familia.

Pese a que no es una cala que destaque por su gran tamaño, posee elementos muy atractivos para su visita como su fina arena, el entorno que la rodea (un frondoso y verde bosque de pinar) y las espectaculares vistas que ofrece ya que, en días de calma, puede observarse desde allí el islote ibicenco de Es Vedrà.

Comentarios (No hay comentarios)